admin  Mar.25.2014 0 Comments

En el libro Génesis 1:1, meditando nos enseña sobre el orden de Dios, y como debería de ser nuestras vidas, ya que muchos de nosotros necesitamos poner muchas cosas en orden, ya que cuando todo está en orden vivimos una vida más fácil y mejor.

Hay que poner atención a esta parte de nuestra vida, La palabra en Génesis 1 “ Que en el principio creó Dios los cielos y la tierra “ sí solo Dios puede crear , solo Dios puede hacer cosas, si no han existido, que ahora existen, en el versículo 2 de Génesis narra que la tierra tenía una condición “ desordenada y vacía “ comienza con algo que siempre, cuando no está Dios, nos señala que nuestra vida en desorden, no tenemos orden en lo Espiritual.

Muchos de nosotros queremos tener Victoria, ponemos un negocio en lo secular, vamos a estudiar y nos preparamos, pero si no hay un principio de orden en lo vamos a hacer y vamos a establecer, ya que todo lo que comienza mal, termina mal y todo lo que comienza con un orden nos lleva a una escala de victoria y llegamos a la meta.

La Biblia dice que Dios no estaba allí, ni usted, dice: “ que Dios creó los cielos y la tierra” por alguna causa los Teólogos dicen que cuando satanás el ángel de luz, se reveló contra Dios, fue expulsado del cielo con sus ángeles seguidores, hizo un desorden en la tierra y esto es importante meditarlo para que podamos crecer en la vida espiritual y en la vida secular, entendiendo que necesitamos entrar; No en el pensamiento de nosotros que esta desordenado, si no que necesitamos que Dios ordene nuestras vidas y pensamiento, ¿Usted sabe lo que estar vacío? R/ Es no tener nada, y allí está el problema, porque cuando nos sentimos vacíos, el hombre busca como llenar su vida, y aquí es donde entra el orden de Dios, cuando viene a nosotros tal como dice Génesis 1: 3-4 “ Sea la luz, y fue la luz” , “ Y vió Dios que la luz era buena” (aquí viene el orden de Dios) y separó Dios la luz de las tinieblas” en la Biblia dice que Jesús hablando: “Que una persona que camina en tinieblas tropieza, el que está en tinieblas no puede ver lo que está a su alrededor, no tiene visibilidad de lo que va hacia adelante, ni para los lados, la luz de Cristo, nos revela, nos enseña, lo que nos rodea y lo que está al frente de nosotros, y lo que no entendemos, nos enseña a vivir una vida con Victoria.

Mientras no ordenemos nuestras vidas, no nos detengamos y no veamos el mal, sin Dios vamos a vivir una vida de fracaso, de tropiezo, de aflicción y vacía, y andaremos buscando como llenar nuestras vidas y cuando buscamos llenarla con Drogas, Alcohol, Religión y con muchas otras cosas, pero al final no va a tener la Paz, el Gozo, la Dirección de Dios y su vida no tendrá ninguna esperanza, porque no hay vida sin “ Jesucristo el hijo de Dios” Hay hogares que se destruyen porque no hay orden, (no se sabe quién es la cabeza y quién es la cola), hay gente que no tiene orden para vivir, tiene que amanecer la “ Luz de Cristo “ en nuestras vidas y en esta palabra, para que nos alumbre la palabra, y tengamos un principio con Dios, que “ Lo que no es, es ahora”, porque Dios ha creado en Ti, una luz, que no estaba allí, el orden lo trae, lo establece Dios, de lo que no existe, lo hace existir Dios, el Poder y el Orden Dios, nos hace nuevos, las viejas cosas quedaron atrás, porque el viejo hombre tiene que morir, el hombre antiguo, los sentimientos antiguos, los deseos antiguos, tienen que Crucificarse con “Jesucristo el hijo de Dios” para que pueda nacer de nuevo y pueda un Principio con Dios, lo que Pablo nos enseña en Romanos 6:7 dice: “ Perseveraremos en el pecado, para que la gracia abunde? En ninguna manera, porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? Nosotros fuimos bautizados y muertos conjuntamente con El, y fuimos resucitados a nueva vida, a una nueva naturaleza, con un cuerpo y mentalidad diferente, al que nace de nuevo, nace del agua, y del Espíritu y de otra Naturaleza, en San Juan 1:12-13 dice: “ Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios “ v13. “ los cuales no son engendrados de sangre, ni voluntad de carne, ni voluntad de varón, si no de Dios”.

Tenemos que entender, que debemos ser engendrados por Dios, para que haya cambio y orden en nuestras vidas; estamos fracasando muchos de nosotros, porque están vacíos, están viviendo y tropezando todos los días, están buscando cómo llenarse; el que nos llena es “ Jesucristo el hijo de Dios”, solo en El, hay respuesta, cambio y transformación, El es el único que te llena, de su presencia y de su amor, paz y de su voz, la gente está vacía, se les ve en el semblante, reflejamos que no tenemos la paz de Dios, no hay confianza y hay turbación, no hay seguridad, vivimos sin dirección, que aún seguimos tropezando, tienen religión pero no tienen felicidad.- San Juan 3:1 dice: “ ….yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto” , una persona que está muerta espiritualmente, no tiene actividad, está inerte, no respira, no adora a Dios, no levanta las manos, no hace obra de Dios; en Génesis 1, muestra la condición de la tierra, también nos muestra nuestra condición, necesitamos entrar en el orden de Dios, para comenzar a crecer, llenarse, que nuestros pensamientos sean otros, por que los fracasos se deben a que no estamos viviendo una vida en orden, recta dirigida por aquel, que puede ayudarnos a dirigir nuestras vidas, Dios establece que “ Debemos obedecer”, Dios nos pone las reglas y nuestra regla es la Biblia, es la regla de Fe del creyente que es hijo de Dios, por eso cuando no hay orden, hay rebeldía, y la Rebeldía es resistir a la autoridad de la Ley de Dios, allí comienzan los desórdenes, el orden, nos lleva al crecimiento y no vivimos en tinieblas, porque cuando viene la Luz, nos enseña la forma cómo estamos viviendo, nos revela lo que vemos, lo que necesitamos, porque Jesús dijo: “ Yo soy el camino, la verdad y la vida “ y el que me sigue; no estará en tinieblas.

Hay que preguntarnos: en qué áreas de nuestra vidas estamos fracasando ¿Por qué no puedo con mi carácter? La biblia nos dice: “ Qué El, nos dio un nuevo carácter, el carácter de Cristo, que nos está formando un carácter de una vida con Dios, cuando vivimos una vida ordenada y disciplinada, el Dios del Cielo, va a formar nuestra manera de hablar actuar y vivir; Pablo le dice a una Iglesia de los Corintios donde se “ movía el Poder del Espíritu Santo “ en 1Corintios: 6:7 les escribió: “ he oído que entre vosotros, hay pleitos y contiendas”, y El habla de divisiones y porque no queremos aceptar el orden de Dios. “ Más Dios muestra su Amor con nosotros, que siendo pecadores, Cristo Jesús murió por nosotros” Dios establece el Amor primero, ya que por su Amor fuimos salvos, aceptados, restaurados; El no se fijó cómo estábamos viviendo, El se fijó, que podía sacar algo bueno de nosotros, poniendo su Amor y su Santo Espíritu en nosotros.- Hay que establecer un orden en esta vida, para tener fuerzas espirituales para vencer y esto se puede manifestar en varias áreas de su vida, especialmente en sus finanzas, nosotros no somos buenos mayordomos y es porque no tenemos orden; hay fugaz que tenemos que tapar y ordenar en nuestra vida; Dios nos llama a que salgamos de esa condición enseñándonos en el Salmo 23:1-2 que dice: “ Jehová es mi Pastor, nada me faltará” v2. “ En lugares de delicados pastos, me hará descansar, junto a aguas de reposo me pastoreará “ Dios es nuestro Proveedor, El nos instruye, nos ilumina, nos da la vida, nos da el cambio, el orden y se establece en nuestra vida y nos saca de la tinieblas y nos lleva a su “Luz Admirable” e Génesis 1, nos dice cómo estaba la tierra, “Desordenada y Vacía” y las tinieblas estaban sobre la Faz, ó sobre nosotros, dice: “ Estaba” quiere decir: que ya no está. VIVIAMOS EN TINIEBLAS Y EL QUE VIVE EN TINIEBLAS TROPIEZA.