admin  Ene.24.2018 0 Comments

Muchas personas hoy en día se encuentran desanimados, despreciados, y perdidos en este mundo, y sin ningún propósito en sus vidas. Llega un punto en tu vida, donde tienes que admitir que necesitas a Dios en cada área de tu vida; para que veas TODO lo que él tiene en frente de ti, planes y propósitos.

Jeremías 29:11 dice: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el SEÑOR—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.”(NVI)

Al tu leer esta promesa, deberías de sentir seguridad y felicidad en ti. Dios a su tiempo perfecto cumplirá su promesa.

Isaías 55:8-9 dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros
caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más
altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” (RVR)

No deberías de dudar, si algo que tú planeaste no salió bien, Ya Dios tiene algo mejor. Cuando lleguen momentos difíciles a tu vida, no temas, confía en su palabra y en su poder.

En Salmos 23:4 dice:” Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tú vara y tu cayado me infundirán aliento.”(RVR)

Sus promesas para ti aún están de continuo, no debes de vivir atemorizado/a. No olvides, en medio de la dificultad, el enemigo a cada instante te hará recordar de tus errores, pasado y de todo lo que desanima tu ser. Pero cuando vienes a los brazos de Dios, él recordara una y otra vez del plan y propósito que aún está por cumplirse en tu vida.

No dejes que el enemigo te haga sentir que no vales nada, aun te hace creer que eres una persona derrotado, y sin valor. Déjame decirte hoy, vales la sangre de Cristo, no eres un error. Recuerda, eres especial y siempre lo serás delante de Dios.

Jeremías 1:5 dice: “Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones.” (NVI)

En su palabra está bien claro, debes de poner en práctica cada una de estas promesas; para que a lo largo de este año 2018 veas de su propósito crecer en ti.
Recuerda, Hoy estas respirando y eso quiere decir, Dios aún no ha terminado contigo.

Aunque el enemigo use tus debilidades para herirte y sacarte de su plan, Dios te mostrara lo que el enemigo trato de esconder. En este 2018 empieza acercándote más a él, para que así lo conozcas tal y como él es.