Jeannette  Sep.04.2019

El evangelio es de Fidelidad y Perseverancia. Cuando vengan las dificultades, estar firmes porque la victoria la da Dios. En Su palabra nos enseña:

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” Josue 1:9 (RVR)

¿Quien gobierna la iglesia? El Apóstol Pablo nos enseña en Efesios 4:

Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,

¿Que es vocación? es: estamos preparados para servirle a Dios, estamos actos porque Él nos llamo. La gente tiene que entender que es una preparación de parte de Dios. Nadie puede servir a Dios si no tiene el Espíritu de Dios. Dios prepara el corazón del hombre, Dios es quien hace su plan en el cielo, esto no salió de un hombre; esto salió de Dios para el beneficio de los hombres.

Nosotros debemos de entender que Dios ha hecho un diseño, somos imagen y semejanza de Dios. Y cuando se pierde esa imagen, se pierde cuando el hombre es caído, pero cuando el hombre es restaurado nuevamente por el Hijo de Dios, enviado del Padre, recibimos nuevamente una restauración y somos restaurados para que vivamos nuevamente cerca de Dios; Diseñados para que podamos hacer buenas obras para la gloria y honra del Señor. La maldad de nuestro corazón cambia cuando viene a Cristo. Porque él hace un corazón nuevo, hace una transformación, una regeneración y te cambia tu mentalidad en una mente de Cristo, con Su Carácter y Su forma de vida como el se dispone, y Él te da esa capacidad para que la vivas.

Las posiciones en la iglesia son para prestar un servicio, los dones que Dios les da es para dar un servicio mejor, son herramientas, son capacidades, que vienen del Espíritu cuando recibimos a Cristo. Pero Dios quiere que nosotros nos pongamos a la disposición de la iglesia.

“A la disposición del servicio”- con toda humildad y mansedumbre, soportándonos con paciencia los unos a los otros en amor, Efesios 4:2

La mansedumbre tiene que ver con el carácter, preste atención, todos tenemos un temperamento, ya sea flemático, colérico, sanguíneo, apático, apasionado, sentimental, nervioso, amorfo, obsesivo, sensible y bueno como usted lo quiera describir. Pero cuando venimos a Cristo, el que gobierna en nuestro sentido es Dios; por medio de Su Espíritu y como es Dios quien gobierna, él nos enseña y nos va formando. En Gálatas 5:22-23:

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. [la templanza, es fruto del espíritu]

Nadie cambia y cuando hay templanza en las personas, vienen los problemas y esa persona se queda estable, no tiene reacción y no se daña él o ella; o a las demás personas porque tiene templanza. Y quizás le pueden decir cosas que no son verdad, pero como tiene templanza sabe gobernar. Y aquí es donde el Espíritu nos tiene que ayudar a todos, porque el Espíritu Santo es una demostración de poder y autoridad que tenga el creyente, una capacidad que tienen todos los creyentes que están llenos del Espíritu Santo, que cuando tiene esa templanza (fruto del Espíritu) entonces puede pensar y actuar de una manera correcta, con sabiduría.

El crecimiento de nuestra vida no esta solamente en ciertas áreas de nuestras vidas; es una formación completa de la vida de Dios. Tenemos que aprender que se trata de Dios y nosotros. Hay cosas que no los salen como “yo quiero y me enojo”- Mas pregúntale a Dios cual es Su voluntad, cual es el propósito, ¿talvez eso no es lo que Dios quiere para ti? O sea no es el momento, no es lo que Dios quiere ahora, no estamos preparados.

Tiene que recodar que todo cae a Su tiempo. Necesitamos como creyente entender, “cuando digo entender es cuando todavía no apreciamos las cosas pequeñas, no es que otro opine por usted, usted es quien tiene que vivirlo personalmente”. Y aqui es cuando vienen inseguridades espirituales. “Tu quieres que el otro te diga que eres santo, que le sirves a Dios, que tu estas lleno del Espíritu Santo”, pues estas en un error; porque estas viviendo de lo que los demás digan. Sabes, es tu relación con Dios, tienes que estar seguro de lo que tienes. No tienes que vivir de las opines de otros.

Usted como un creyente individual tiene que aprender que lo que Dios le a dado, tiene que estar seguro/a que es lo que Dios quiere para su vida. Tiene que estar seguro que lo que Dios lo ha puesto hacer sea para Su gloria y honra. Este seguro porque cada día va a luchar para crecer mas en eso. Pero cuando vives inseguro/a, pregunta si a los demás les gusta. (recibir opiniones de los demás.)

Necesitamos entender como creyente el regalo que Dios nos a dado individualmente, y el trato que tiene individualmente con nosotros. Cuando servimos, vivimos para Dios y servimos con agrado a los demás; porque el que vive con Dios lo tiene todo, no le hace falta nada.

Un ejemplo: “Yo tanto que le pido a Dios esto,” pero sabe no es el tiempo, no es la voluntad de Dios. Para recibir algo tiene que tener cierta capacidades.
Seguimos en Efesios 4:3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; {solícitos, hay que solicitar eso, esmerarnos en esto en guardar la unidad del Espíritu}

UNIDAD
No tengo buena comunicación, no hay unidad. Si no hay una buena comunicación no hay una buena relación. Cuando hay unidad, hay amor, respeto, soportar al otro, sobrellevar las cargas del otro, recíprocamente buscando la unidad, la paz. Hay que crecer. Cuando se siente seguro, nunca lo van a confundir o a herir.

Sabes, el enemigo quiere jugar con tu mente, quiere que dudes de Dios, de su amor, de su bondad, que esta contigo. Te quiere poner inseguridad de lo que Dios te ha puesto hacer en Su obra. Hay personas que se manejan su vida con dudas, no tienen certeza, convicción. Dudan que Dios puede hacer la obra. Recuerda que es a través de la FE.

En Hebreos 11:1 nos dice: Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Tu tienes que obrar en fe. El camino de Dios es en fe. El camino De Dios no es agolpes, es en fe.

Para terminar:

Santiago 4:1 nos dice:

¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?

Cuando la persona esta viviendo una vida sin Dios y en la carne, hay muchas guerras en sus hogares. “Busque De Dios”. El hombre no vive conforme a sus pasiones, si no vive en el Poder y Gracia del Espíritu Santo. Cuando hay problemas de contienda y pleitos, hace falta vida espiritual, relación con Dios, acercamiento con Dios y se ha metido el maligno.

Santiago 4:2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.

Recuerda una vez mas: Lo que Dios te a dado nadie mas se lo puede quitar. Si Dios te da la gracia, tu tienes Su gracia donde quiera que vayas.

Santiago 1:17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

La salvación, vida eterna te la da Dios; pero hay que tener seguridad. Lo que le desagrada a Dios:

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:6 (RVR)

Le falta estabilidad, porque siempre cambia de pensamiento y así no lograra nada; Ni espiritual y en ninguna area de su vida y es cuando no tiene fe y eso es lo que a Dios le desagrada.

Santiago 4:3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

Dios todo lo conoce, El sabe lo que nos beneficia y lo que no. Así que hay que confiar en Su tiempo para que Él cumpla su propósito en nosotros. AMEN!!!

REV. SILVIO TELLEZ
Transcrito Por: JEANNETTE MARTINEZ