‚ÄúAconteci√≥ despu√©s de estas cosas, que prob√≥ Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y √©l respondi√≥: Heme aqu√≠. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu √ļnico, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofr√©celo all√≠ en holocausto sobre uno de los montes que yo te dir√©.‚ÄĚ (G√©nesis 22:1-2)

La prueba que Dios le hizo a Abraham no fue simple, es f√°cil darle a Dios lo que nosotros podemos lo que no requiere un sacrificio, lo dif√≠cil es cuando Dios nos pide algo que no se puede reponer, algo que amamos mucho, Dios le pidi√≥ a Abraham a su √ļnico hijo, esto era lo que menos Abraham esperaba que Dios le pidiese.

En las pruebas tiene que haber rendición, dedicación y sacrificio. Dios estaba probando a este hombre y lo puso en una situación severa y notemos que esta no era la primera vez que Abraham era probado.

‚ÄúPero Jehov√° hab√≠a dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostrar√©.‚ÄĚ (G√©nesis 12:1)

Aqu√≠ encontramos esa primera vez en que Dios prueba a Abraham. Cuando Dios nos llama para que le sirvamos siempre nos pide algo, porque El no quiere que le sirvamos a medias, el deseo de Dios es que le sirvamos, le conozcamos, le sacrifiquemos alabanzas, que sacrifiquemos algo de valor; porque El as√≠ sacrificio a su √önico Hijo Jes√ļs, sacando y dando lo mejor de √Čl para que tu y yo tengamos redenci√≥n; y de igual manera Dios demanda que todo aquel que tenga un llamado deje a un lado todos sus sentimientos familiares para que sirva a Dios con libertad ya que El es el primero luego viene lo dem√°s incluida la familia.

El te dice: ‚ÄúDame, hijo m√≠o, tu coraz√≥n, Y miren tus ojos por mis caminos.‚ÄĚ

(Proverbios 23:26) El te pide tu corazón porque en el están los sentimientos, emociones y voluntad; ya que la voluntad humana siempre irá contraria a la voluntad de Dios por eso es necesario rendir nuestro corazón a El y así irá obrando en nosotros a través del Espíritu Santo y nosotros tendremos rendido nuestro ego, orgullo y voluntad a Dios.

Cuando Dios toma el corazón del hombre es para ayudarlo, levantarlo, restaurarlo para quitarle todas las ideas carnales de competencia, y todo eso pasa porque la gente tiene falta de gozo y entrega a Dios.

Cuando la prueba llega es para purificar el alma, y nos ayuda a acercarnos a la realidad de Dios y a entender que es a √Čl que estamos sirviendo, esta fue una de las pruebas que tuvo Abraham:

‚ÄúPero Jehov√° hab√≠a dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostrar√©. Y har√© de ti una naci√≥n grande, y te bendecir√©, y engrandecer√© tu nombre, y ser√°s bendici√≥n.‚ÄĚ (G√©nesis 12:1-2)

Deber√≠amos sentirnos con profundo gozo cuando Dios nos llama a servir pero no tengamos por extra√Īos cuando en medio de este llamado Dios prueba nuestra fe, confianza y llamado, recordemos que todos estamos bajo la promesa pero Dios tiene que probarnos para purificar nuestro coraz√≥n y rendirnos m√°s al Se√Īor para que as√≠ busquemos m√°s de su presencia y de su gloria, para que demos m√°s honor al Se√Īor, la honra debida, porque aveces se nos olvida que es Dios que nos engrandece y nos ha puesto en un estatus y no somos nosotros sino por lo m√©ritos de Cristo, nosotros somos solo siervos, y tenemos dones, fuerza espiritual y todo eso es gracias a √Čl que tambi√©n nos ha dado una seguridad.

En Mateo 10:37 encontramos una prueba de fe para el creyente el cual dice que el que ama m√°s a un familiar m√°s que a Dios no somos digno de √Čl y a Abraham se le pide a su hijo al heredero de la promesa. La prueba que le viene al creyente es para purificarnos y saber que profundidad tiene nuestras ra√≠ces en el evangelio.

‚ÄúJes√ļs le dijo: Amar√°s al Se√Īor tu Dios con todo tu coraz√≥n, y con toda tu alma, y con toda tu mente.‚ÄĚ (S. Mateo 22:37)

Dios no pide nada a medias. sino √Čl lo pide todo; cuando la Biblia habla de coraz√≥n nos habla de sentimiento y voluntad nos habla de deseo, todo nuestro anhelo tiene que ser para Dios, toda nuestra voluntad, Abraham era una persona obediente y que pod√≠a glorificar a Dios por encima de todas las cosa y que obedec√≠a la palabra sin importar el costo,

‚ÄúY Abraham se levant√≥ muy de ma√Īana, y enalbard√≥ su asno, y tom√≥ consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cort√≥ le√Īa para el holocausto, y se levant√≥, y fue al lugar que Dios le dijo.‚ÄĚ G√©nesis 22:3

Abraham tuvo victoria porque hizo lo que Jehová le pidió, muchos de nosotros fracasamos porque hacemos como a nosotros nos parece mejor, pero Abraham fue al lugar que Dios le dijo, el asunto está en que sino obedecemos no estamos practicando la fe, y para poder hacer la voluntad de Dios debemos tener la fuerza del Espíritu Santo porque el Espíritu de Dios nos ayuda a hacer la palabra de Cristo.

Al igual que la prueba que tuvo Abraham el cristiano tambi√©n tiene pruebas reales, Dios le pide que deje sus sentimientos a un lado y busque de √Čl, que todo lo que siente en la carne lo tiene que dejar para someterse a Dios, para que no viva por lo que ve y oye sino que viva por lo que Dios le dice a trav√©s de su palabra.

Pastor Rev. Silvio Téllez
Jes√ļs Es Luz, Inc