‚ÄúEn aquel mismo tiempo el rey Herodes ech√≥ mano a algunos de la iglesia para maltratarles. Y mat√≥ a espada a Jacobo, hermano de Juan. Y viendo que esto hab√≠a agradado a los jud√≠os, procedi√≥ a prender tambi√©n a Pedro. Eran entonces los d√≠as de los panes sin levadura. Y habi√©ndole tomado preso, le puso en la c√°rcel, entreg√°ndole a cuatro grupos de cuatro soldados cada uno, para que le custodiasen; y se propon√≠a sacarle al pueblo despu√©s de la pascua. As√≠ que Pedro estaba custodiado en la c√°rcel; pero la iglesia hac√≠a sin cesar oraci√≥n a Dios por √©l.‚ÄĚ (Hechos 12:1-5)

¬ŅQue significa tener nuestra vida escondida en Dios?

Significa que nos refugiamos en el Se√Īor, que tenemos confianza en √Čl, y que nos hemos escondido en √Čl. Y nos refugiamos de todo aquello que nos puede da√Īar nuestras vidas y aquello que pueda perturbar; porque si nuestra vida est√° escondida en √©l, estaremos seguros porque a Dios nadie puede hacerle frente ni el diablo, ni demonio, ni enfermedad, ni √°ngeles, ni principados, ni potestades, porque √Čl ya los derrot√≥.

Cuando le dimos el coraz√≥n a Dios se lo confiamos y es √Čl que cambiar√° nuestras vidas, porque las fuerzas que no ten√≠amos antes de venir a Cristo hoy las tenemos para caminar conforme la voluntad de Dios, y nuestra mente es una mente renovada para andar en la seguridad de Dios.

Necesitamos entender que si nuestras vidas est√°n en Dios ser√° una vida segura en sus manos, en estos tiempos de dificultad estemos seguros que Dios obrar√°, porque el dijo que los que est√°n en sus manos nadie lo arrebatar√°.

‚Äúy yo les doy vida eterna; y no perecer√°n jam√°s, ni nadie las arrebatar√° de mi mano.‚ÄĚ (Juan 10:28)

‚ÄúEl que habita al abrigo del Alt√≠simo Morar√° bajo la sombra del Omnipotente.‚ÄĚ (Salmos 91:1)

Si nuestras vidas est√°n escondidas en Dios tengamos la confianza en que lo que oramos, en lo que pedimos, y en lo que recibimos; recordemos lo que dice en su palabra:

‚ÄúPedid, y se os dar√°; buscad, y hallar√©is; llamad, y se os abrir√°. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrir√°.‚ÄĚ (Mateo 7:7-8)

En Hechos 12:1-5 entendemos que Dios tiene prop√≥sitos individuales, planes espec√≠ficos y diferentes para cada uno de sus hijos pero ninguno es menos importante que el otro, y √Čl tiene prop√≥sitos para cada uno, todos somos diferentes pero todos somos hijos de Dios y peregrinos en este mundo, el prop√≥sito de Dios en nosotros no es solamente llenar un n√ļmero dentro de una congregaci√≥n sino para cumplir prop√≥sitos.

Hemos de asegurarnos que estamos dentro de la voluntad de Dios porque √Čl nos est√° observando y nos est√° dando las herramientas para hacer su voluntad, no estamos en este mundo como un n√ļmero m√°s sino que estamos ac√° con un prop√≥sito.

En medio de la pruebas debemos actuar y no escondernos como lo hizo Elías, esconderse en la cueva, eso es estar deteniendo del propósito de Dios, paralizado por el miedo, eso es andar sin dirección, fuera de la confianza, las pruebas y tribulaciones son reales pero es más real Dios y sus promesas.

En el pasaje que hemos leído vemos a Pedro y Jacobo, a Pedro lo apresaron y Jacobo muere, pero la iglesia hacia oración sin cesar, esto significa que como cristianos debemos hacer algo por aquellos que están siendo probados no paralizarnos, recordemos que Dios tiene un cuidado grande y especial para cada uno de nosotros.

No estamos solos tenemos a un Dios grande y debemos orar unos por otros porque la oraci√≥n eficaz del justo puede mucho (Stg 5:17); solo lo que Dios pide es que le confiemos, el hombre puede hacer cualquier cosa por derrotarnos pero Dios cuida de nosotros (Hechos 12:6-7) en el vers√≠culo 7 dice que un √°ngel se present√≥ para salvar a Pedro, con Jacobo no se presento ning√ļn √°ngel pero eso no significa que Jacobo no oraba con Dios, sino que Dios tiene tratos diferentes con cada uno de sus hijos y todos estamos escondidos en Dios.

Pedro tuvo su experiencia con el √°ngel y vio su milagro; hay cristianos que les gusta vivir de cuentos pero hay otros que viven de experiencias.

Cuando hay un milagro de parte de Dios el hombre tiene que actuar (Hechos 12:8), el √°ngel pudo cargarlo y sacarlo de la c√°rcel pero lo de Dios no es autom√°tico tenemos que caminar en fe, no se puede quedar est√°tico, Dios hace lo que uno no puede pero lo dem√°s lo hace el hombre.

Pastor Rev. Silvio Téllez
Jes√ļs Es Luz Inc.