El ap√≥stol Pablo menciona en una de sus cartas: ‚Äúno que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto si no que prosigo‚ÄĚ, debemos detenernos un momento y pensar que es proseguir, es continuar algo que nosotros ya comenzamos.

Hay personas que no prosiguen, se detienen porque encuentran obst√°culos, se sienten atados , no pueden continuar. Es necesario que revisemos nuestras vidas y los planes que tenemos, Dios trazo un plan para cada uno de nosotros, Dios nos llam√≥ y trazo un plan, un prop√≥sito para nuestra vida, no estamos por casualidad en el mundo, Dios no quiere que seamos las mismas personas de antes, que camin√°bamos sin sue√Īos y sin metas. El quiere que nos tracemos metas, porque √Čl ya pele√≥ la batalla para que usted y yo no pasemos tanto trabajo, porque el que hace la obra es Cristo Jes√ļs, por lo tanto para poder vencer y llegar a nuestras metas necesitamos el poder de Cristo.

Algo con lo que debemos tener cuidado es con nuestras emociones porque nos pueden enga√Īar porque es posible que ahora nos sintamos bien para realizar una meta y ma√Īana no tengamos las mismas energ√≠as para poder realizarla, y eso puede detener nuestra vida cristiana y puede provocar desilusiones y tristezas, pero Jesucristo dijo: ‚Äúno teman porque yo he vencido al mundo‚ÄĚ.

El ap√≥stol Pablo a pesar de las circunstancias de su vida era persistente. le hab√≠a cre√≠do a Dios, a sus promesas, viv√≠a bajo su fe, cre√≠a que Dios ten√≠a planes para √©l, as√≠ como los tuvo con Abraham y muchos profetas. Que triste es que todav√≠a no hallamos podido descubrir para que Dios nos llam√≥; no hay motivaci√≥n en nuestra vida, pasa la vida, contin√ļa y solo servimos para dormir, comer y descansar, reproducirnos etc. Dios no nos trajo al mundo solo para que nos reproduzcamos y muramos; debemos de reflexionar en esta palabra, detenernos y pensar cual es el plan divino de Dios para nuestra vida.

Hay personas que est√°n detenidas y no quieren proseguir en el plan divino, una de las razones es porque en el plan de Dios hay que cambiar nuestro car√°cter y nuestra manera de pensar. Hay procesos que como creyentes debemos pasarlos, para que el car√°cter se vaya formando y podamos enfrentar la vida.

Dios tiene que pasarnos por ciertos procesos ,aunque muchas veces no queramos, pero es necesario para poder crecer, madurar y as√≠ nos podremos sostener sin estar dependiendo siempre de las personas, Dios lo que quiere que empecemos a depender solo de √Čl y que tengamos la capacidad para poder recibir las bendiciones de Dios. si no hay capacidad para recibirlas, cuando Dios empieza a bendecirnos nos vamos a alejar de √Čl y creeremos que ya no le necesitamos porque lo tenemos todo, nos sentimos completos.

Por eso es que Dios tiene que prepararnos y traer una transformación a nuestra vida para darnos la bendición. El consejo es que hay que proseguir aunque no sintamos ni podamos ver a Dios, porque el camino de Dios es por fe.

Pastor Silvio Tellez